Facebook Twitter Pinterest WhatsApp Linkedin ReddIt Email Telegram

    Nassim Nicholas Taleb, el matemático, inversor y filosofo de origen libanés y autor de El Cisne Negro (Paidos, 2011) presentaba recientemente nuevo libro. Su título: Jugarse la piel. En esta ocasión, Taleb pone el punto de mira en los banqueros, intelectuales y burócratas a los que acusa de tomar decisiones arriesgadas para todos… menos para ellos. Según afirma, la gente ha descubierto que esa “gentuza” no se juega la piel y, por tanto, nunca aprenderán de sus errores.

    Más allá del interesante libro de Taleb, del que el diario El Mundo hace la reseña con una entrevista al autor, no es ninguna novedad que banqueros, intelectuales y burócratas sean el blanco de las críticas más desaforadas y, por qué negarlo, legítimas. Los intelectuales cometieron el pecado de dejarse seducir por las ideologías totalitarias del pasado siglo, y con él cargan, aunque sin hacer penitencia porque siguen cometiendo los mismos errores. En cuanto a los banqueros, qué decir del desastre mayúsculo que fue la Gran recesión, de la que salieron tan campantes una vez que los estados, es decir, los contribuyentes, rescataron al sistema financiero… y a ellos.

    En cuanto a los burócratas, es una tradición de las sociedades desarrolladas echar pestes sobre este estamento, pero no por cuestiones tan gruesas como las tropelías cometidas por banqueros e intelectuales. El mérito del burócrata consiste precisamente en convertir la vida del común en un infierno, pero poco a poco, sin que éste se dé cuenta hasta que es demasiado tarde.

    El mérito del burócrata consiste precisamente en convertir la vida del común en un infierno, pero poco a poco, sin que éste se dé cuenta hasta que es demasiado tarde

    Antes de seguir, quiero aclarar que la acepción de burócrata que uso no se refiere exactamente a los funcionarios. Se puede perfectamente ser funcionario y no suponer un problema; al contrario, muchos prestan un servicio necesario. Lo hacen a diario cientos de miles, entre los que se encuentran, por ejemplo, militares, policías, jueces, médicos, maestros, economistas, administrativos, etc.

    El gran fraude de la democracia moderna

    Burócrata es aquel que, estando en la Administración, tiene la autonomía y las atribuciones suficientes como para convertir la vida de las personas en un infierno. En este sentido, cuanto más arriba en el escalafón se sitúe un funcionario, más posibilidades existen de que se transforme en un burócrata, es decir, en un super funcionario que estará más pendiente de conservar y extender sus dominios, a costa de las libertades de todos, que de servir al ciudadano.

    Academy Women's Nike Futmenina Sudadera 18 Qtxw1xxp Mujer nRqgIXwOA

    Aunque las democracias no hayan hecho más libres formalmente, en la práctica estamos perdiendo parcelas de libertad de manera vertiginosa, sobre todo en lo que se refiere a la libertad de hacer y de emprender. Y de este suceso son responsables los burócratas.

    Si uno mira hacia atrás y compara el presente con el pasado, puede comprobarlo. Infinidad de actividades que hasta no hace mucho eran completamente libres, están hoy sometidas a rígidos reglamentos, certificaciones y trámites, y muchas de ellas, en la práctica, han sido prohibidas. Incluso se ha prohibido fumar en los clubes privados, donde se supone que estas reglas deberían establecerlas los socios y propietarios.

    También los espacios de las ciudades son sometidos a más y más restricciones, especialmente en lo que atañe al automóvil, aunque no solo. La argumentación siempre es la misma: la seguridad de los ciudadanos. Así, si se restringe el tráfico rodado es para incrementar el índice de supervivencia de los peatones y preservar la salud y calidad de vida de los residentes. ¿Cómo protestar ante la persecución de fines tan loables? Claro que, para el residente, el derecho a aparcar en su calle ahora también lleva aparejado su trámite y su tasa correspondiente, cosa que antes no sucedía.

    Pero no sólo es el automóvil. Las bicicletas, tan promocionadas en detrimento de los vehículos de propulsión mecánica, se enfrentan en estos días a crecientes restricciones, no ya en las ciudades, donde se supone que se someten a las normas de circulación generales y disponen cada vez de más carriles exclusivos, sino en el campo, en las verdeas y en los senderos de montaña. Allí donde existe actividad humana, sea del tipo que sea, el burócrata aparece para “poner orden”.

    Cierto es que la masificación y la mala educación de algunos son razones de peso, y también que la gente demanda cada vez más orden y seguridad (ten cuidado con lo que deseas), pero esto no justifica la proliferación de normas que, con el tiempo, terminarán impidiendo algo tan bucólico como un paseo en bici por el campo. Porque eso es lo que sucederá: las normas se volverán tan complejas y abundantes que, en la práctica, será imposible pedalear al aire libre sin que te cueste un disgusto. Está sucediendo con todo.

    De hecho, no es necesario pasear en bici por el campo para verse acosado por las restricciones. También caminar y disfrutar de la naturaleza está siendo limitado por los burócratas. Cada vez hay más superficie forestal que o bien tiene el acceso restringido, en función de un determinado aforo o según época del año, o bien directamente está prohibido, aunque la titularidad del espacio sea pública. Puede ser para no interferir en la reproducción de los buitres leonados, para preservar una especie especialmente valiosa de mariposa o simplemente porque la ecología se ha convertido en otro superpoder al servicio del burócrata.

    Los burócratas generan pobreza

    Con todo, lo peor es que está tendencia al exceso normativo no solo afecta a las actividades lúdicas, sino muy especialmente a la actividad económica. Es famoso, por paradigmático, el caso de Ramón Iglesias, un ingeniero y promotor español, que necesitó tres años de gestiones, 10.000 euros en licencias, centenares de papeles y complejos trámites con más de 30 funcionarios de 11 departamentos pertenecientes a cuatro Administraciones diferentes, antes de poder abrir su bodega ecológica.

    Incluso tuvo que pagar 1.300 euros por un estudio de impacto acústico a pesar de que sus instalaciones eran silenciosas y se encontraban muy alejadas del lugar habitado más cercano. Le exigieron una certificación de “innecesariedad” de realizar actividad arqueológica y, también, un informe sobre iluminación por si incumplía el “reglamento para la protección de la calidad del cielo nocturno”. En resumen, Ramón sufrió innumerables trabas administrativas a pesar de que iba a generar puestos de trabajo en una de las zonas más deprimidas de España.

    Ramón, mal que bien, tenía recursos para superar ese viacrucis. Y posiblemente, su plan de negocio pudo resistirlo. Pero ese no es el caso de otros muchos, como ese estudio de yoga, con un aforo para 12 personas, al que la administración de turno obligaba a realizar reformas por importe de casi 40.000 euros, de los cuales una parte sustanciosa debía destinarse a la insonorización del local, porque, como todos sabemos la práctica del yoga resulta extraordinariamente ruidosa. La lavadora del vecino podía emitir diez veces más decibelios que el local de yoga, sin embargo, por ser actividad económica estaba obligado a ser más silencioso que el compresor de una nevera.

    También montar un simple taller mecánico cumpliendo con todas las condiciones administrativas es hoy en día una odisea. De hecho, en el propio gremio alegan que cumplir todas las normas que se han ido añadiendo es en la práctica imposible. Y, se quiera o no, te puede caer una sanción en cualquier momento. Así que vives en el alambre. Y resulta bastante verosímil esta afirmación una vez se accede a la información sobre requisitos y trámites que proporciona, por ejemplo, la Comunidad de Madrid en los enlaces que añado aquíAdidas Chaqueta Verde Sst Chaqueta Verde aOxq6wx y aquí.

    Como caso extremo, recuerdo aquel empresario mejicano que intentó abrir una fábrica en Cataluña. Y después de meses de papeleo y miles de euros gastados en trámites, el último escollo fue solicitar un certificado recién ideado… en una ventanilla que aún no había sido creada. Por lo que decidió irse con su fábrica a otra parte.

    Hoy, el etiquetado de un tetrabrik que contiene leche no sólo debe permitirnos localizar la vaca de la que se ha obtenido, sino prácticamente su árbol genealógico. El pago en dinero en efectivo está limitado a 2.500 euros en España, y en la mesa ya hay un borrador para reducir esta cantidad a 1000, con el horizonte puesto en eliminar el pago en efectivo por completo, para que hasta el más insignificante gasto quede registrado y accesible al escrutinio burocrático.

    En palabras de Frank Herbert, autor de la serie de libros de Las crónicas de Dune: “La burocracia destruye la iniciativa. No existe nada que odie más un burócrata que la innovación, especialmente la innovación que produce mejores resultados que las rutinas que él establece. Las mejoras siempre hacen que los que están arriba parezcan ineptos. Y a nadie le gusta parecer inepto.”

    En definitiva, la hiperburocratización es una amenaza mayor para la libertad, la paz social y el empleo que la globalización, la robotización o la Inteligencia Artificial. Entre otras razones, porque no es un problema nuevo o a futuro, sino que lleva con nosotros mucho tiempo y no deja de expandirse. La mejor “política activa” para generar empleo sería empezar a depurar normas y meter en vereda a los burócratas. Pero de eso no escucharán debatir en las campañas electorales, mucho menos tomar medidas a los gobiernos. Porque la hiperburocratización es la palanca del poder. Sirve para generar constantemente nuevas estructuras administrativas, donde acomodar a más y más hermanos burócratas. Además, su incontinencia normativa sirve para dar y quitar oportunidades discrecionalmente, pagar favores y cobrarlos, porque el que hace la ley hace la trampa.

    Para Nassim Nicholas Taleb, el mundo de hoy se divide en dos clases fundamentales, Women's Mujer Nike Qtxw1xxp 18 Sudadera Futmenina Academylos que se juegan la piel y los que no se juegan nada. Los segundos serían los banqueros, los intelectuales y, sobre todo, los burócratas, porque, según dice Taleb, “sólo se someten al juicio subjetivo de otros burócratas, no a la presión por la supervivencia de la realidad. Si el mundo se quedara sin fontaneros, los echaríamos de menos de inmediato. Pero si los presuntos expertos desaparecieran, nadie les echaría de menos… salvo sus madres.”

    Ilustración: Mohamed Hassan


    Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar que esta libertad de pensamiento pueda existir sin muros de pago depende de usted, querido lector
    Muchas gracias.

    Apadrina a Disidentia, haz clic aquí

    Comparte esto:

    • Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)
    • Haz clic para compartir en Facebook (Se abre en una ventana nueva)
    • Haz clic para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)
    • Haz clic para compartir en Reddit (Se abre en una ventana nueva)
    • Haz clic para compartir en Telegram (Se abre en una ventana nueva)
    • Haz clic para compartir en WhatsApp (Se abre en una ventana nueva)
    • Haz clic para imprimir (Se abre en una ventana nueva)
    • Etiquetas
    • burócratas
    • democracia
    • libertad
    Artículo anteriorLa ley, la democracia y los sentimientos
    Artículo siguiente¿Regular el capitalismo digital?
    Javier Benegas
    Cofundador del diario Vozpópuli, donde ejercí de Jefe de Opinión. Soy publicista pero ejerzo de analista político, articulista y escritor. Coautor de Catarsis y autor de Sociedad terminal. Publico en medios online y participo en programas de radio y televisión.

    Artículos relacionadosMás del autor

    Sociedad

    Alquiler de vientres: reflexión sobre la libertad, la conciencia y el mercado

    Sociedad

    Risto Mejide, Arcadi Espada… y el McGuffin

    El Apunte

    ¿Regular el capitalismo digital?

    18 COMENTARIOS

    1. colapso2015 24 febrero, 2019 at 17:17

      “Soplar y sorber, no puede ser”

      La lógica del mundo virtual del articulista está fuertemente replicada en la sociedad moderna.
      De Eboutiques Originals Adidas El Palacio Hierro d1YI15xwq El Estado Moderno Liberal y Terapéutico, tiene su propia lógica y su propia racionalidad.
      A menudo esa racionalidad se viste de ciencia, cuando realmente la ciencia dice muy poco de casi todo.

      Ese Estado Moderno Liberal, militar-productivista, ha tenido dos vertientes. Por un lado la vertiente aristocrática (a menudo llamada liberal o individualista/aristocrática), y por otra, astilla del mismo árbol, vertiente colectivista (socialista,…). Es decir, militar-productivismo de corte aristocrático frente a militar-productivismo de corte burocrático. Ambos con su “hombre jacobino”, los últimos más consecuentes que los primeros.

      El articulista se queja amargamente del poder de los burócratas. Los cuales con recato separa de los funcionarios, como quien separa los soldados de un ejército, algo ciertamente delirante.
      Estas maniobras intelectuales, suelen ser pertinentes dentro de un régimen teológico vigente, porque, tener demasiados enemigos no es cosa buena,…, y el Estado reparte casi un 50% del PIB. Muchas bocas, ojos, caras, oídos,…, y todos tenemos parientes más amigos del Estado que la verdad (filosofía).

      Ese ejército de funcionarios liberales (“mérito” y “capacidad”), burócratas en general TODOS, empezó en España con especial religiosidad. Los mercenarios ilustrados (técnicos y serviles) de “La Corona” con llave, aquellos que pasaron el Concejo Abierto a Cerrado pasan a ser los curas-funcionarios desamortizados liberales; pero en el Estado Liberal, con halo de bondad episcopal (“militares, policías, jueces, médicos, maestros, economistas, administrativos, etc”). Ello, inyectó al estamento del clero en la administración del Estado, los cuales se unían a la otra pata, los militares. La Constitución de Cádiz es en esencia cosa de curas, …, a-isla-dos. Y las cortes ídem, curas y militares, es decir funcionarios-burócratas.

      Dice el populis-mo, es decir arte/sabiduría popular, que no se puede soplar y sorber al mismo tiempo.

      No pueden tener poder los burócratas (más correctamente la tecno-estructura de Galbraith) y ser democracia al mismo tiempo. Pues justamente, la “demo-cracia” como concepto define donde está el poder y donde no,…, o soplas o sorbes.

      Lo curioso del tema, el militar-productivismo funciona muy bien si quieres orden y algo de “pan”. En el aspecto militar es imbatible (ver la eficacia del militar-productivismo puramente religiosa, fascismos), en el moral (de moradores) posiblemente también.
      El plano ético no es producto.

      Parece pues, el único destino es la muerte del cohete, sube y sube hasta que se acaba el combustible.
      Y vuelta a empezar,…

      Iniciar sesión para dejar un comentario
      • Academy Qtxw1xxp Futmenina Nike Sudadera Mujer Women's 18 pasmao con lo que no pasa 25 febrero, 2019 at 00:12

        Tiene cierto sentido su respuesta.

        Pero la decadencia Uropea se debe a la decadencia de su burocracia. Ya en la guerra franco prusiana lo que se libró fue una geurra de burocracias, incluso la napoleónica.

        Pero el paroxismo se alcanzó con la I GM. donde quien ganó de verdad fue quien menos burocracia, o mas eficiente tuvo, los USA.

        Se repitió en la II GM. Es destacable que muchos de los métodos de gestión de complicados proyectos de auténtica I+D+i, como el proyecto Manhatan (el de la “bomba” o “artefacto”) estaban trufados de muy comoetentes burócratas que se hacían a un lado porque a la genialidad científica no se le pueden cortar las alas, cuando tocaba. La WWW, internet… provienen de eso modelo de burocarcia triunfadora USA..

        El problema de la burocracia Uropea es que nacio cobarde. Nacio para que burócratas alemanes y franceses no se pegasen. Y poder concentara los esfuerzos, tutelados por los USA para enfrentarse a los sovieticos.

        Los sovieticos cayeron por que su burocracia era una chapuza. La Uropea + USA (porque dejó libertad suficiente a la iniciativa persoal, no les quedó mas remedio) cnsiguió el milagro de cañoemes y mantequilla.

        Una vez consiguido el ganar al oso sovietico la burocrcia somo tuvo un objetivo, hacerse con tdod el mundo para no tener que volver a ceder competencias a foráneos, los que dejan en evidencia al enemigo pero tambiñe a los propios burócratas. Es lo que llamamo globalización.

        Pero los chinos, los reyes de la burocracia esta vez han sido mas listos.

        Aquí los funcionarios son los mas cobardes en muchas generaciones. Al final acabarán violados por las ordas islámicas, y machas de ellas (o sus hijas) se podran el burka y no tendrán para comer.

        Es el signo de los tiempos de los buróacratas de aquí. No lo lamentaré. Esta vez no nos salvaran ni USA y ni los rusos.

        Un cordial saludo

        Iniciar sesión para dejar un comentario
    2. Jarando 24 febrero, 2019 at 15:42

      Pues si, es verdad, lo que mola, lo guay, lo posmoderno es configurar la semblanza de los nuevos heroes de la gente, es decir, los mas intrépidos, los mas osados, las criaturas mas anómicas, aquellas capaces de acometer las tropelías mas despiadadas.
      Como en los peores tiempos, un impulso político mercantil, o vaya usted a saber, se viene ocupando de contumaz manera de empoderar a los peores, haciéndoles acreedores de toda suerte de derechos, sin contraprestación alguna, porque, para éstos los derechos no nacen de las obligaciones, sino al revés. Ello, como de costumbre a costa de los mejores, los de mejores valores éticos y civiles, que abominan las lisonjas y los halagos regalados, porque tienen suficiente con el ejercicio de su acervo moral.
      Las leyes, las normas, los reglamentos se han creado, fundamentalmente para otorgar a estos sujetos del inmenso placer de transgredirlos, ante la mirada indolente y cómplice de quienes cobran para cuidar de su observancia, las mas de las veces como consecuencia de un bastardo tacticismo político impuesto por sus capitanes, que valoran en mas el sufragio de los bárbaros que el de sus victimas.
      Un arquetipo al uso puede ser el del grafitero, ese delincuente al que la metonimia buenista apela como “artista urbano” fiel exponente de los tiempos que vivimos, cuya violenta tribu utiliza el patrimonio público para marcar su territorio con aberrantes pintarrajos, de la misma manera que los cánidos con la orina.
      Hubo tiempos en que la montaña era el último reducto de los espíritus libres, de aquellos que buscan la paz y el silencio solo interrumpido por el latir de la vida. Su riesgo no solía pasar de que le picara algún bicho o se torciera una pierna en alguna aspereza. Pero todo esto ahora es lo de menos cuando al transitar por algún angosto y estrecho camino, cuya perspectiva es anulada por la vegetación y de súbito, rasgando el silencio se escucha el sonido inconfundible de algún artefacto que sirve de montura a unas criaturas disfrazadas de igual forma que sus héroes de la televisión. Las formidables y espantosas maquinas que se le echan a usted encima sino anda listo, que no pasan de 6000 euros la mas barata, le pueden enviar al hospital para que le extraigan un manillar de las costillas. Los mismos que se constituyen como víctimas en la carretera y que exigen infinitas normas de protección, ahora, cuando las victimas son otros, no tienen el menor inconveniente en pasárselas por el forro.
      Los perros de los urbanitas, esas criaturas que se pasan el día en los balcones sin hacer nada para ganarse el sustento que no sea prestarse a servir de muleta existencial de sus amos, hacen bien en colonizar los parques donde juegan los niños, porque en el fondo, para ellos un perro y un niño son sujeto de los mismos derechos, sino mas. Con la diferencia que cuando se trata de evacuar el intestino o la vejiga, el parque es el lugar idóneo para el perro, pero nunca para el niño.
      Hombre En Chaqueta Amazon es Precios Ofertas Lacoste Compara twOxdqq Uno de los lugares mas peligrosos para ejercer el derecho al paseo hoy son la vías pecuarias, donde han sido expulsados todos aquellos que no quieren morir atropellados por bandadas de ciclistas que los pasan a centímetros, entre gran algarabía compadre, o devorado por la jauría de perros sueltos que la pueblan, entre un mar de excrementos.
      No se preocupe usted, pues, que para éstos, la burocracía, normas y quienes las observan, es algo de lo que se mofan a diario.
      Mal asunto cuando la gente de bien, los que merecen la pena, no tienen ya a nadie para quien valga la pena glosar su epopeya vital.

      Iniciar sesión para dejar un comentario
    3. Silvia 24 febrero, 2019 at 14:37

      “En palabras de Frank Herbert, autor de la serie de libros de Las crónicas de Dune: “La burocracia destruye la iniciativa. No existe nada que odie más un burócrata que la innovación, especialmente la innovación que produce mejores resultados que las rutinas que él establece. Las mejoras siempre hacen que los que están arriba parezcan ineptos. Y a nadie le gusta parecer inepto.”

      Jajaja…Me ha encantado este párrafo, Javier. Bien mirado, si se extrapola a cualquier ámbito de la sociedad, tiene mucho sentido. A ningún jefe, directivo o superior que desde las altas instancias controla o supervisa las mejoras o innovaciones propuestas por sus subordinados le hace gracia aceptar la validez de esas propuestas, en parte porque pondrían en evidencia su cómoda y privilegiada situación de estar tocándose los webs literalmente, porque pondrían en evidencia su mediocridad como mayor atributo para conseguir que las cosas funcionasen con un mínimo de eficacia y también su clara ineptitud en la gestión de los recursos materiales y humanos, bloqueando y entorpeciendo la iniciativa privada y el progreso.
      Normal que se resistan al cambio, luchen con todas sus fuerzas y se rebelen contra esas “contrariedades” que vienen a sacudir su pereza y a perturbar la paz de su hábitat.

      Comparto su malestar por los ejemplos reales y verídicos que pone de relieve en el artículo, para ilustrar esa bestia negra de las democracias modernas llamada burocracia. Claro que, también se dan ejemplos de signo contrario en los que esos burócratas que se inoculan con el virus de la pereza, no solo limitan y restringen el acceso a la innovación y al progreso de los más competentes y mejor dotados, es que con su pereza y estatismo, también bajan la guardia y abren las puertas de par en par para que se cuelen toda suerte de listos y parásitos que explotan, se lucran y viven a cuerpo de rey a costa de sus semejantes.
      Quiero decirle que, esos burócratas que restringen e impiden el acceso a la innovación o el progreso a tantos ciudadanos, son los mismos que, por acción u omisión, propician, perpetuan y favorecen el lucro incesante de unos pocos indeseables con la explotación y esclavitud laboral de sus semejantes.
      Y no me refiero solo a la mentalidad vampírica de multinacionales y grandes compañías dirigida a exprimir nuestros recursos y chuparnos hasta la última gota de sangre, también me refiero a algunos líderes empresariales e innovadores que tienen barra libre para ir más allá de los límites legales establecidos sin obstáculos que frenen su iniciativa.

      Le pondré dos ejemplos de actualidad, cuyas formas de producción son más que dudosas: la industria del calzado en Alicante que puede “presumir” de no haber llevado la producción a China, porque puede establecer en Alicante las mismas condiciones de esclavitud. Y en el sector agrícola, la recogida de la fresa en Huelva se ofertaban 32.000 puestos de trabajo temporales y que a pesar de la tasa de desempleo en la zona y a nivel nacional, no consiguieron cubrirse ni la mitad. ¿Las condiciones laborales tenían algo que ver?
      Seguro que sí, porque si hay algo que preocupe a la parte contratante, es decir, a los líderes empresariales con iniciativa que pretenden innovar en su sector, es su propio crecimiento y progreso. Nada que reprochar a esa tendencia natural y egoista del ser humano en satisfacer amplia y cómodamente, sin el menor esfuerzo o coste económico su propia supervivencia, pero no se sorprendan ni reprochen a la parte contratada que pueda albergar o tratar de satisfacer las mismas aspiraciones.

      Iniciar sesión para dejar un comentario
    4. Claro que si 24 febrero, 2019 at 14:27

      Sr. Benegas, Vd. dice:

      “Cada vez hay más superficie forestal que o bien tiene el acceso restringido, en función de un determinado aforo o según época del año, o bien directamente está prohibido, aunque la titularidad del espacio sea pública. Puede ser para no interferir en la reproducción de los buitres leonados, para preservar una especie especialmente valiosa de mariposa o simplemente porque la ecología se ha convertido en otro superpoder al servicio del burócrata.”

      Es cierto que el burócrata -según su definición del término- “arregla” a menudo los problemas medioambientales prohibiendo, pero no es menos cierto que el público en España, en general, es egoísta, abusador, desconsiderado, depredador y sucio, actitudes intolerables en los cada vez más reducidos espacios de valor ecológico. Por mucho que a mí me guste disfrutar de la naturaleza no dejo de pensar, cada vez que recojo en el campo basura -prácticamente cada vez que salgo-, veo perros sueltos “que no hacen nada” en zonas de nidificación de aves, escucho disparos de cazadores, etc., que sería mejor que no pudiéramos ni acercarnos. Obviamente hace falta más educación y más vigilancia.

      Todos sentimos orgullo cuando escuchamos que Doñana es una de las reservas de mayor importancia ecológica del mundo, pero a la mayoría de los españoles les importa un bledo que cada año haya que tolerar el escándalo del impacto del paso por Doñana de la feria travestida de peregrinación del Rocío.

      La libertad de las personas es un bien supremo pero, si el derecho a sobrevivir de la naturaleza no es un bien de menor categoría, permítame que disienta de su visión del problema medioambiental, a mi juicio corta de miras, porque no se reduce a un problema de burócratas y libertades. Es triste, pero reconozcamos que los españoles no somos como los suizos en lo que respecta a urbanismo.

      Iniciar sesión para dejar un comentario
      • Brigante 24 febrero, 2019 at 21:26

        “el público en España, en general, es egoísta, abusador, desconsiderado, depredador y sucio,” Bueno amigo, a lo mejor usted es un ser egoista, depredador y guarrete pero a mí no me meta en el mismo saco.
        “La libertad de las personas es un bien supremo pero, si el derecho a sobrevivir de la naturaleza no es un bien de menor categoría” Hombre, los derechos los suelen tener las personas, en algunos casos y para facilitar la vida se atribuyen derechos a entidades no humanas, por ejemplo a las personas jurídicas, pero estas actúan a traves de seres hmanos. Pero hasta ahora desconocia que el ente llamado naturaleza fuese titular de derechos , y de unos derechos prácticamente equiparables a la libertad humana. Lo que nos lleva al fondo de la cuestión ¿quién ejerce los derechos de la naturaleza? ¿El Estado, verdad? y en nombre de esos derechos de la naturaleza se pueden limitar los derechos de los seres humanos ¿no? Interesante cuestión. Oiga y ya que la naturaleza es titular de derechos imprescriptibles, ¿no es titular de ningún deber? Lo pregunto porque podría tener el deber de no devastar una zona del planeta mediante un volcán, huracan o desastre natural similar, respetando el derecho a la vida de los seres humanos ¿no le parece?

        Iniciar sesión para dejar un comentario
        • Claro que si 25 febrero, 2019 at 02:20

          Sr. Brigante:

          No obvie, por favor, el sentido de la expresión “en general” en mi calificación del público español, porque de ese modo vd. desvirtúa malévolamente mi mensaje. No somos niños que juegan a la dialéctica ¿verdad?.

          No hay que ser muy listo para comprender el valor de un medio ambiente sano ni, en consecuencia, para atisbar que es equivocado imponer el derecho a la libertad individual sobre el derecho de todos, incluida la propia naturaleza como exigible sujeto de derecho, a la conservación de ese medio ambiente sano.

          La arrogancia y estupidez que la humanidad muestra con su propio entorno y con el resto de seres que pueblan el globo ya la hemos empezado a pagar carísima, aunque para muchos carezca de importancia la clase de mundo que quede a las generaciones venideras. Tome nota, si le parece bien, de que en este párrafo hablo también en general.

          Iniciar sesión para dejar un comentario
          • Brigante 25 febrero, 2019 at 22:48

            Cuando usted dice que “en general” los españoles somos egoístas, abusadores, desconsiderados, depredadores y sucios, se está refiriendo a la mayoría de los españoles. Si consulta la RAE verá que las dos primeras acepciones de “general” son: 1. Común a todos los individuos que constituyen un todo, o a muchos objetos, aunque sean de naturaleza diferente. 2. adj. Común, frecuente, usual. Así que yo no desvirtuo nada, es usted el que escribe , no yo. Y a la locución “en general” le da el significado de “En común, generalmente” .Ahora bien si emplea palabras equivocadas, o con significado contrario al que usted piensa eso ya es cosa suya.
            Por supuesto que yo también quiero un medio ambiente sano, y el señor Benegas y la mayoría de las personas.
            La cuestión de la atribución de derechos a seres inanimados y abstractos, pues la naturaleza no es más que una abstracción, no existe la naturaleza como entidad propia es el problema de la capacidad de obrar, es decir de la capacidad de ejercer por uno mismo sus derechos. Como estaremos de acuerdo en que la “naturaleza” no tiene capacidad de obrar, aunque usted le atribuye capacidad jurídica, es decir aptitud para ser titular de derechos y deberes (esto de los deberes lo obvia), la pregunta del millón es quién actúa en nombre de esa entidad titular de derechos pero que no puede ejercerlos.
            Yo no se si la humanidad es estúpida y arrogante, no tengo el gusto de conocer a todos los integrantes del género humano, pero sí que estoy seguro de una cosa: solo la humanidad puede ser estúpida y arrogante, como solo ella puede ser inteligente y bondadosa…nadie más, hágame caso, ni los animales, ni las plantas ni eso que usted llama “naturaleza”

            Iniciar sesión para dejar un comentario
            • Claro que si 26 febrero, 2019 at 08:59

              Cierto, me refería a la mayoría -no a todos- de los españoles y lo reitero; reconozca que vd. se dió por aludido innecesariamente.

              Y añado que lo que aún salva al campo en España es que muchísimos españoles son también lo suficientemente comodones como para no caminar más de diez minutos desde un aparcamiento.

              Tome nota:

              https://www.lavanguardia.com/opinion/20171213/433597637343/los-animales-sujetos-de-derecho.html

              https://elpais.com/diario/1986/02/08/opinion/508201211_850215.html

    5. llllllllllll Mujer Qtxw1xxp Futmenina Academy Women's Nike Sudadera 18 24 febrero, 2019 at 11:48

      Malditos harkonnen.

      Iniciar sesión para dejar un comentario
    6. Libertad Canaria 24 febrero, 2019 at 07:50

      Me parece Javier que eres muy indulgente con los funcionarios, según mi experiencia el 99% de los mismos lo son no porque les interese el bien común sino porque desean vivir muy bien de lo común como cualquier mortal en el reino del señor es decir el mínimo esfuerzo, ya que sí de verdad les interesara el bien común como dicen buscarían trabajo en Oxfam en vez de pasar por el estrés e inclusive el trauma que implica hacer oposiciones. Por otro lado una vez dentro hay dos clases de funcionarios los obedientes esbirros que quieren ser burócratas y los mediocres aduladores que pasan de todo y que nos cuestan también dinero… quizás se podría argumentar que una pequeña parte de esos funcionarios sería necesaria en un utópico Estado mínimo que a estas alturas no será, ya que el Estado social actual imposible de desmontar es una máquina liberticida muy bien engrasada con el sudor, lagrimas e inclusive la sangre de los esclavos mal llamados contribuyentes, a tal punto que muchos han definido a estos “maravillosos” Estados del bienestar como el totalitarismo perfecto, una servidumbre voluntaria que parece más bien una secta religiosa laica que tiene como ideal supremo la igualdad, lo cual lógicamente ha engendrado una sociedad mafiosa, parasitaria y corrupta que eventualmente caerá en al caos estatista y depredador como si se tratara de una novela de Ayn Rand.

      Lo que a mi realmente me resulta muy preocupante es que luego de lo acontecido en el siglo XX con los totalitarismo de lado y lado, además de los Estados fallidos que vemos en la actualidad por doquier, todavía se siga defendiendo tan fervientemente y se siga viendo con simpatía una idea llamada Estado que tiene a su espalda millones de muertos. Por ejemplo solo hay que leer la constitución o cualquier estatuto autonómico, además de las leyes que se han promulgado estos años como la de violencia de género que prácticamente se cargan el Estado de Derecho; para apreciar con toda su crudeza el poder omnipresente que tiene el Estado actual sobre absolutamente todo, pero es que sí además le sumas una casta política y funcionarial adoctrinada en esta religión estatista, y unos votantes desinformados que no saben ni lo que es el fascismo. Se podría afirmar que literalmente estamos condenados y la única esperanza que se me ocurre es un colapso económico, cuando la improductiva ya no se pueda seguir maquillando con deuda pública y en ese caso la sociedad tendrá que escoger si avanza a la barbarie al estilo bolivariano o da marcha atrás a toda esta locura liberticida del supuesto bienestar.

      Particularmente me parece más culpable el votante clientelizado es decir el 99% de los votantes de los Estados del bienestar, que un burócrata o político que va a lo suyo como justamente hacem esos votante que quiere que papá Estado le regale los derechos sociales que supuestamente ha conquistado y les pertenece, al final al parecer todos se han creído sus propias mentiras y mipulaciones además de las jugarretas mentales para justiciar la aberrante redistribución de lo ajeno, así que jamás podrá haber libertad con un Estado que desde el origen tiene potestad para usar la violencia como crea conveniente, más aún luego de que se impuso esa nefasta idea de que el fin justifica los medios en un contexto además orweliano donde el bien es el mal y el mal es el bien.

      Iniciar sesión para dejar un comentario
      • BriganteNike Sudadera 18 Women's Mujer Qtxw1xxp Academy Futmenina 24 febrero, 2019 at 12:38

        Hay que reconocerle su don de gentes. Se dice que en España hay más de tres millones de funcionarios o empleados públicos ¿no?, una cantidad considerable…. pero usted gracias a “su experiencia personal” ¡puede clasificar al 99 por ciento de ellos! (porcentaje mágico también aplicable a los votantes), no solo eso sino que concoe sus motivaciones, intereses….no puedo evitar que expresarle mi admiración, es usted todo un portento.

        Iniciar sesión para dejar un comentario
        • Brigante 24 febrero, 2019 at 12:43

          Perdón por la redacción, un poco chapucera sin duda….pero mi asombro ante la capacidad de análisis de nuestro “burócrata” liberal, espero me sirva de disculpa.
          PD. Al burócrata le encanta clasificar a las personas.

          Iniciar sesión para dejar un comentario
        • JRA 24 febrero, 2019 at 14:46

          En la primera restauración de 1.876, el turnismo conservador-liberal significaba, que todos los funcionarios eran “cesantes” y entraban los de los otros. Eso se refleja en aquella obra de teatro, creo que de Mihura. Luego se adaptó a una película, recuerdo de protagonista a Fernando Fernán Gómez.
          El caso es que aquéllo de cambiar todos los funcionarios cada vez que había relevo de gobierno. La elecciones eran una farsa. Se disolvían las Cortes y a un gobierno conservador seguía uno liberal y luego otro conservador. Tomaron la decisión de hacar a los funcionarios no removibles. De un estremo pasaron a otro. Los funcionarios disfrutan de los mejor de ambos mundos. No pueden ser despedidos, sino a través de un complicado expediente, si quiere trabajar trabaja y si no se echa a dormir. Luego aparte de poder seleccionar sanidad privada o pública, si quieren hacer huelga, pues pueden hacerla.
          Se ha de reconocer que los funcionarios públicos, que atienden al público son en su mayoría amables, porque cualquiera puede montar un escándalo y no sería bueno para ellos.
          El punto es que los funcionarios deben escoger entre someterse a la ley de relaciones laborales como cualquiera que trabaje en la iniciativa privada. O ser funcionarios puros y duros. Si no eres removible, no tienes derechos laborales como la huelga.
          En la segunda restauración. El turnismo de hecho de partidos ha creado una nueva modalidad. Los que entran meten a los suyos y dejan haciendo pasillos a los salientes y cobrando. Luego entran y siguen metiendo a más gente, porque cada lider no quiere a los del ider anterior, aun siendo el mismo partido. Tenemos una administración pública, que ha ido aumentando su burocracia como las capas de una cebolla. Y encima lo hemos multiplicado por 18.

          Iniciar sesión para dejar un comentario
          • Brigante 24 febrero, 2019 at 21:32

            Esto de los debates sobre los funcionarios es francamente divertido, parece como si fuesen un grupo de privilegiados que heredan los cargos de padres a hijos. Lo digo porque todos los que critican los privilegios y lo bien que viven los funcionarios, no se si son conscientes de que pueden acceder a esos privilegios mediante la consabida oposición. En cualquier caso nunca se entra en el fondo del asunto, qué modelo de función pública queremos, si es que queremos alguno. Ah otra cosa, eso de que los funcionarios son amables porque alguien les puede montar un escándalo tiene su gracia. Jo usted como el amigo liberal canario debe conocer no solo a todos los funcionarios sino también sus intenciones ocultas. ¡Habrá de todo, digo yo! Por cierto la novela sobre las cesantías de la restauración es Miau de Benito Pérez Galdos.

            Iniciar sesión para dejar un comentario
            • JRA 26 febrero, 2019 at 17:23

              He leído muchas novelas de Galdós, excepto los Episodios Nacionales. También escribió teatro, pero ésa no recuerdo haberla leído. Las cesantías en la obra de Mihura no era el principal tema, era secundario. Pero contaba lo que pasaba. Trata principalmente de la incoporporación de la primera mujer a trabajar en una oficina, que se supone de un ministerio. Y la conmoción que produce. Bueno no voy a contarla. Yo vi en la TV la adaptación al cine hace mucho tiempo también.

            • Futmenina 18 Nike Mujer Qtxw1xxp Academy Women's Sudadera Brigante 26 febrero, 2019 at 22:03

              Pues si le gusta Galdos se la recomiendo

    7. Alacalu 24 febrero, 2019 at 02:17

      …..y lo peor es que, a medida que estrangulan la economía, refuerzan la acción predatoria necesaria para la subsistencia de su “ecosistema”, en una espiral que está conduciendo al país de cabeza hacia, como no puede ser de otra forma, una nueva recesión de proporciones difíciles de vislumbrar.
      La mayoria de los jóvenes de mi entorno que se plantean acceder a un nivel de vida digno, optan, o bién por permanecer en España, o por irse al extranjero: los que elijen la primera opción, se dedican a estudiar (o han aprobado) oposiciones…. los otros ya se han ido, como mi hija.

      Iniciar sesión para dejar un comentario

    DEJA UNA RESPUESTA Cancelar respuesta

    Iniciar sesión para dejar un comentario